Monumentos: En Lardero, en la espaciosa plaza que se abre en la salida hacia Alberite destaca su iglesia parroquial cuyo titular es San Pedro. Según la tradición, fue construida con piedra de la cantera situada debajo de Punta Malviz, junto a la Sala De los Moros.

Noble edificio labrado en sillares con una sola nave muy amplia y cabecera ochavada cubierta de cúpula. La techumbre de la nave fue quemada junto al retablo (este fue realizado en 1759 por Francisco Ramirez de Arellano, por 21.000 reales), en la II¬ República. El Retablo, fue sustituido por un gran templete relicario con corintias de hojarasca y estipes, barroco de la primera mitad del siglo XVIII, perteneciente al retablo mayor de la Basílica de San Marcial. El espacio interior, sin ningún obstáculo, es muy original y de alcances pioneros en la comarca. A los pies hay un coro y la sacristía en la cabecera. La torre es de ladrillo y de dos cuerpos de altura.

Tiene la parroquial de San Pedro una amplia fachada, un gran lienzo de muro de tres cuerpos rematados por frontón entre aletones y espadaña con dos campanas.

La originalidad de este templo induce a creer que fue concebido para ser de tres naves a igual altura esto sucedería en el siglo XVI, a lo que corresponderían los muros de la nave y la portada; posteriormente -siglos XVII y XVIII- se alteró el proyecto construyéndose como se ve en la actualidad la cabecera y la fachada clasicista.

.

Basílica de San Marcial: Esta ermita dedicada al Santo Patrón del pueblo ha sido muy certeramente restaurada y consolidada y en su entorno se ha creado un hermoso paraje con plaza, arbolado... La ermita tiene planta de sillar y mampostería, elevada en 1716, por Gregorio de Alzola, con una nave de dos tramos con capillas entre los contrafuertes, crucero y cabecera rectangular. Arcos de medio punto soportan los lunetos excepto en el crucero que hay cúpula y en la cabecera, sobre el altar, que se cubre con bóveda de medio cañón. La fachada de la basílica de San Marcial es austera con una imagen del obispo titular en la hornacina y un frontoncito triangular sobre ella. Tiene espadaña para su campana.

 

Crucero siglo XVI

Camino de Entrena, después de pasar por la ermita de San Marcial existe un crucero del siglo XVI, muy deteriorado y rehecho. En el año 1548 el cantero Pedro de Landaeta contrataba con Pedro y Hernando Redondo las primeras obras de este crucero y en el año 1628 el arcediano (canónigo encargado de las cuestiones jurídicas), Juan Vicente encargó al cantero Juan de la Riva, la construcción de un humilladero "a la salida de la villa de Lardero"; este debía de hacerse donde se encontraba una columna con un Cristo, posiblemente el mismo crucero encargado el año 1548 al nombrada Pedro de Landaeta y en el que se debía de colocar un escudo de armas. Sirvió como monumento a los caídos. Del primitivo monumento restan los cuatro pilares del templete que lo cobijaba con sus arcos del siglo XVII y el zócalo y cuatro gradas sobre las que se apoya La columna del crucero tenía un escudo del XVI hoy en la próxima ermita de San Marcial.

El casco urbano de Lardero es rico en rincones pintorescos, en sus calles se alzan casas del siglo XV y también del XVII y posteriores. En general las construcciones populares son de ladrillo o mampostería

 

LARDERO-HISTORIA-ECONOMIA-DE INTERES-FIESTAS

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL